¿Por qué cambian los colores de mi trabajo al imprimir?

local_offerRevisión de Archivo    event_note10-07-2019

Una duda muy común a la hora de escoger la configuración de colores, al crear un archivo, es si es mejor el formato RGB o CMYK. La respuesta a esta pregunta influirá en el resultado del trabajo final.

RGB

Los colores RGB son el resultado de la mezcla de 3 colores primarios: rojo, verde y azul. Esta mezcla puede resultar en infinidad de colores perceptibles para el ojo humano, mediante un sistema de color llamado aditivo. Este sistema lo encontramos en diferentes dispositivos que forman imágenes mediante luz (TV, PC, cámaras de vídeo,...)

 

 

CMYK

Los colores CMYK se basan en la mezcla de cian, magenta, amarillo y negro, creando el resto de colores. Este modo se denomina sustractivo ya que se realiza mediante la absorción de la luz de los objetos. Esta absorción de luz hace que los colores sean menos brillantes y que a la hora de imprimir en Offset o digital, el color que se visualice por pantalla, pase de un color más brillante a uno más opaco.

 

 

¿Cuál es mejor para imprimir?

Debido a estas características, cuando se desea imprimir un documento, no se debe crear el archivo en RGB, ya que ciertos matices de los colores, como la luminosidad o brillo, no se pueden reproducir en la impresión. El cambio de color en impresión es automático, por esto, antes de crear un archivo es necesario verificar que el diseño se encuentra en CMYK, para evitar sorpresas en el resultado final.

 

 

 

Volver a consejos